jueves, 18 de febrero de 2016

El caballo Trotón



Había un caballo en el monte,
que corría y que trotaba.
Había un caballo en el monte,
que corría y que trotaba.
Su cola era elegante, 
su pelo color marrón.
Trotaba, trotaba, trotaba,
el buen caballo trotón.

Un día que corría tanto,
una espina se clavó. ¡Ay!
Un día que corría tanto,
una espina se clavó.
Y relinchando, relinchando,
en el suelo se quedó.
Relincha, relincha, relincha,
el buen caballo trotón.

Un caballero del Oeste,
al caballo se encontró.
Un caballero del Oeste,
al caballo se encontró.
Y llevándoselo a casa,
la espina le quitó.
Contento, contento, contento,
está el caballo trotón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario